Diente de león

Para qué sirve el diente de león?

El diente de león es una planta herbácea que realmente es mucho más que una simple molestia en tu jardín. Las hojas de diente de león están en su mejor momento justo cuando emergen del suelo y son se pueden diferenciar fácilmente, ya que en nada se parece estas a un absoluto.

Dependiendo de cuándo coseche las hojas de diente de león, se determinará el amargor de las mismas, pero es un amargor atractivo. Estas hojas que se consideran una hierba, se mezclan muy bien con las ensaladas y quedan bien salteadas o al vapor. Muchos afirman que el sabor es similar al de la endibia. Las personas a las que les gusta comer los frutos de la naturaleza afirman que también es perfectamente aceptable comer la flor del diente de león. Algunas personas comentan que hacen buñuelos excepcionales si se rebozan, fríen y hacen una contribución colorida a cualquier salteado.

Es una planta herbácea, pertenece a la familia de las asteráceas. Sus hojas crecen desde la base, en forma de roseta, muy lobuladas y dentadas, y un su raíz es central, larga y gruesa.

Beneficios para la salud

Son en realidad extremadamente nutritivas, mucho más que cualquier hierba que se pueda comprar en las tiendas. Son más altas en caroteno que las zanahorias y tienen más hierro y calcio y hierro que las espinacas. Las hojas también están llenas de vitaminas B-1, B-2, B-5, B-6, B-12, C, E, P, D, biotina, inositol, potasio, fósforo, magnesio y zinc. La raíz de diente de león es uno de los remedios naturales herbales más seguros y populares del mercado y se usa ampliamente en la actualidad.

Tradicionalmente, se puede convertir en un tónico conocido por fortalecer todo el cuerpo, especialmente el hígado y la vesícula biliar porque promueve el flujo de bilis. La raíz de diente de león contiene taraxacina, por lo que reduce la inflamación de los conductos biliares y reduce los cálculos biliares. Se usa comúnmente para hepatitis, hinchazón del hígado e ictericia. También ayuda con la indigestión.

Algunos otros usos

Esta planta también se conoce con el nombre francés, Pissenlit. Irónicamente, cuando se usa en forma de té hecho por las hojas o la raíz tiene una tendencia a actuar como diurético en los riñones. Los diuréticos de venta libre tienden a absorber el potasio del cuerpo, pero no las hojas. El té de raíz ha ayudado a algunos a evitar la cirugía para los cálculos urinarios. Los dientes de león son realmente buenos para la salud y el bienestar en general, por lo que casi cualquier persona podría beneficiarse de una taza de té de diente de león. Muchos herbolarios dicen que incorporar la planta en la cena cada noche ayudará a facilitar la digestión.

El diente de león es aprovechada para la elaboración de productos farmacéuticos naturales y mezclas para tés.

Cuando tomas la planta y rompes el tallo, encontrarás una sustancia blanca lechosa en su interior. Esta sustancia es ideal para eliminar verrugas, granos, lunares, callosidades, aliviar las picaduras de abejas y las ampollas. Algunas otras cosas por las que el diente de león ha sido popular en el pasado es la elaboración de mermelada de diente de león y otros la usan como sustituto del café cuando se tuesta y muele la raíz. Muchos también beben vino elaborado con esta planta.

En la actualidad

Los europeos usan muchas raíces de diente de león para hacer medicinas a base de hierbas y les cuesta creer que los estadounidenses se refieran a esta planta altamente beneficiosa como hierba cuando tiene beneficios tan positivos para el hígado, el bazo, los riñones, la vejiga y el estómago.

Súper alimentos: Cómo el Diente de león ayuda a la diabetes

¿Aún no estás suscrito al blog?

Suscríbete a nuestro feed y recibe gratis las publicaciones en tu e-mail: