Moringa: para qué sirve, beneficios y propiedades

La moringa es un arbusto de uso medicinal. Tantos sus hojas como semillas son estupendas para fortalecer el sistema inmune.

Lo cual permite que el cuerpo esta oxigenado, combata los síntomas del envejecimiento y cualquier enfermedad degenerativa. Recuerde que el consumo en exceso de toda planta o hierba puede ser perjudicial para la salud.

Conozca a continuación cómo consumir la moringa, qué beneficios le da la ingesta de cada una de sus partes y qué aspectos considerar antes de establecer su toma como tratamiento:

Propiedades de la moringa

Las propiedades de la moringa son muy variadas y diversas. Entre ellas está el aporte de grandes cantidades de antioxidante. También tiene atributos antiinflamatorios, analgésicos y antidiabéticos.

La moringa puede consumir como aceite, la semilla, la hoja y como infusión.

Es considerado un vasodilatador, anticolinérgico y antireumático. Además tiene cualidades antihipertensivo y antiobesidad. Por otra parte, tiene bondades cicatrizantes, antimicrobianas y hepatoprotector.

Para adelgazar

Las propiedades laxantes y diuréticas de la moringa la hace una de las plantas recomendadas para tomar si su intención es perder algunos kilos de más. Esto se debe a que esta hierba ayuda a eliminar las toxinas y la grasa abdominal controlando además la ansiedad.

¿Cómo consumirla?

Existen diferentes formas de consumir esta milagrosa hierba ya que todas sus partes aportan grandes nutrientes y favorecen plenamente al correcto funcionamiento del cuerpo. Entre ellas están:

Las hojas de la moringa

Como la mayoría de las hierbas debe infusionar las hojas de la moringa con el agua hirviendo. Coloque dos cucharadas soperas para un litro de agua. Esto se puede hacer por 7 min aproximadamente, luego cuele y tome.

La moringa consumida en polvo se puede obtener al dejar secar las hojas de la moringa y triturarlas con un mortero.

También puede ser consumida en ensaladas, luego de lavarlas bien. Cocinarlas hojas como acompañante de alguna comida es otra opción. Puede secar las hojas, pulverizarlas y rosearlas sobre los alimentos a consumir.

Semillas de la moringa

Las semillas de esta hierba pueden ser aplicadas para la purificación del agua gracias a sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas. Estas pueden ser consumidas naturalmente como un fruto seco.

¿Cuánto tiempo se debe tomarla?

Se sugiere tomar la infusión entre la comidas una taza 2 o 3 al día para aprovechar sus propiedades antioxidantes. Considere dar un descanso a su cuerpo de la moringa luego de consumirla continuamente por 2 semanas, ya sea en aceite, semilla, hoja, etc.

Contraindicaciones de la moringa

Según especialistas, dentro de las contraindicaciones del consumo de esta hierba están la posible presencia de mareos, vómitos y diarreas. Así mismo, se ha podido determinar que puede causar esterilidad.

La semilla de la moringa es una esfera blanca, por lo que si la ve marrón debe pelarla antes de consumirla.

Se recomienda que el consumo de esta hierba sea dirigido por un especialista para evitar daños mayores al organismo y dar seguimiento a los beneficios que pueda presentar. En particular si tiene indicado algún tratamiento previo.

Puesto que las numerosas propiedades que tiene la moringa pudiesen disminuir los efectos del tratamiento o combinados causar una sobre dosis. Esto se debe tomar en cuenta si se pretende hacer de su ingesta algo constante.

Si por el contrario es uno de los afortunados en consumir las hojas de moringa preparadas o de tomar un té por alguna invitación, no se preocupe. Este solo le ayudará a limpiar y purificar su cuerpo previendo alguna enfermedad viral.

¿Aún no estás suscrito al blog?

Suscríbete a nuestro feed y recibe gratis las publicaciones en tu e-mail: